Recent Posts

lunes, 27 de julio de 2009

La Gringa: Esa yegua competidora

Todos aprendemos a convivir con un enemigo. En mi caso, aprendí a convivir con La Gringa.

La Gringa es un mina de mi generación que acusa haber tenido una vida difícil y que se la pasa restregando su miseria a los habitantes del vecindario.

Cuando éramos amigas, hace más de veinte años, una vez le conté mi sueño de ser estilista (repitan todos: es-ti-lis-ta) y se me rió en la cara.

- ¿Peluquera? Eso no puede ser el sueño de nadie normal - me dijo


¡Ay, la bronca que me dio que de su boca escasa de piezas dentales saliera semejante burla!
Ella se daba el lujo de censurar mi sueño...¡ella que fantaseaba en blanco y negro y que lo máximo que aspiraba era la mugre de la alfombra!

Así que con tal de demostrarle que podía, me anoté en cuanto curso de cuafer había y fui enmarcando los certificados que se amontonaban en la repisa de mi pieza.

Después saqué un crédito para microemprendedores que daban en la Municipalidad, vendí el tapado de piel que había heredado de mi abuela y hasta el ciclomotor.

Abrí Salón Biuti, y ella se descompuso. Estuvo una semana sin ir al almacén de Antonio ( que en ese entonces estaba al lado de mi negocio) con tal de no pasar por la puerta.
La envidia la carcomía y yo disfrutaba mi logro como una madre primeriza.

Pero la yegua de La Gringa no se quedó tranquila.
Al mes, comencé a verla pasar por la vereda de mi peluquería cargando cuadernitos y bolsas con la marca de un auspiciante de tinturas y sospeché que algo se tramaba.

La muy zorra estaba tomando clases para ser mi competidora.
Al año y medio inauguró "La peluquería de La Gringa".

Ella cierra lunes y domingos.
Yo hace dieciocho años que abro los lunes.
No es porque no me haga falta descansar sino porque esta turra no se la va a llevar de arriba.

Estilista en mayúscula hay una sola. Y soy yo, Estercita.-
Guai el que diga lo contrario.

14 comentarios:

Vir dijo...

Flor de yegua la gringa esa...
la creo capaz de cualquier cosa, hay cada una!

Alfa dijo...

que traicionera resulta esa mina!!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ay quien no tuvo alguna vez una 'amiga' de este tipo!!!!!

mejor tenerlas lejos.

besos

te sigo!

*Ene Deláa* dijo...

Una porquería esa Gringa! Tranquila, toooodo vuelve.

La Peluquera dijo...

Vir: Y no la conocés en persona!

Beso y gracias por pasar por el salón.

La Peluquera dijo...

Alfa: Serruchadora de pisos y competidora desleal.

Una porquería, bah...

besos

La Peluquera dijo...

Sweet Carolain: Como no podía mudarme decidí aprender a convivir. Dice el refrán que si no puedes contra ellos: Unete!


Un beso y gracias

La Peluquera dijo...

Ene delaa: Ya vas a ver....ya vas a ver...

Un beso

Zeithgeist dijo...

pero no pongas que lo hiciste para cerrarle la boca. Queda feo che.

La Peluquera dijo...

Zeith: Ah, pero es que yo no miento, y menos a ustedes!

Gracias por darte una vuelta por el negocio. Lo miércoles mirá que hay descuento!

bso.

yo, mamuchi dijo...

No te preocupes que el que rie ultimo rie mejor!!!!. Igual yo en tu lugar el dia que abrio la pelu le hubiera mandado unas flores que digan "que suerte que te animaste a compartir mi sueño que ya es realidad hace muchooooooooooo!!!!.

La Peluquera dijo...

Yo Mamuchi: Por que no me avisaste antes? Eh? Era genial esa técnica!!
Un beso

Randy dijo...

Seguramente le quemará el pelo a alguien por estar concentrada en cómo robarte clientela!

Lady Cecy dijo...

Hoy empece a leer tu Blog... la historia es increible!!! Esa Gringa ,mala persona...
Daria lo que sea por poner mi cabellera en tus manitas!

Cecy!